Empleados tóxicos, una plaga en la empresa

Escrito por: People Cloud en 29-jul-2015 5:30:25

empleados-toxicos-una-plaga-en-la-empresa

El talento de una empresa es la clave de su crecimiento, no por nada el proceso de reclutamiento es uno de los más importantes. Los líderes están conscientes de que atraer a un buen empleado es sinónimo de éxito.

Sin embargo, en algunas ocasiones, los filtros impuestos en esta etapa no son suficientes y varios empleados tóxicos terminan colaborando en las compañías. Tú, como líder encargado de la gestión de recursos humanos, debes ser capaz de identificar a estos individuos que en lugar de ayudar a cumplir objetivos, son un obstáculo para el desarrollo de tu organización.

¿Cómo reconocerlos?

A continuación, una pequeña lista de sus principales características y actitudes, que te ayudarán a identificar a los trabajadores que no son productivos o que no aportan valor a tu compañía:

  1. Pesimista. Las malas caras, las quejas y la actitud negativa son frecuentes en este tipo de individuos. No soportes más, lo menos que quieres es una persona que nunca esté de acuerdo en nada y termine contagiando a los demás.

  2. Conformista. Permanecer en la zona de confort, ni proponer nuevas ideas o proyectos es poco atractivo para una empresa. No necesitas gente que solo cumple con su horario laboral y que haga las cosas sin esforzarse. Busca personas con espíritu emprendedor, con ganas de superarse y seguir aprendiendo.

  3. Poco creativos. Los nervios traicionan y se entiende que sean impedimento para decir lo que pensamos, pero no puede suceder todo el tiempo. Hay individuos que no tienen capacidad de reacción, ni tampoco piensan fuera de los parámetros establecidos. Deshazte de ellos inmediatamente.

  4. Grilleros e impertinentes. Es correcto que la gente que no esté conforme con algo lo exprese; sin embargo, también hay límites. No es necesario que anden contando indiscreciones a personas que nada puedan aportar para resolver un problema. Éstos sólo contaminan el ambiente.

  5. Adictos a la tecnología. Si bien las herramientas tecnológicas se han vuelto parte de nuestra vida cotidiana, no tienen porqué ser indispensables. Dile adiós a los que están pendientes de su Smartphone cada dos minutos y crean que sus mensajes de Facebook o Whatsapp sean más importantes que la reunión de equipo.

  6. Sin capacidad de adaptación. Por el bien de la organización, es necesario que vayas modificando las actividades de cada empleado; integrar nuevos proyectos que faciliten el crecimiento de la empresa trae consigo un cierto número de cambios inevitables. El problema es cuando el trabajador se niega a adaptarse y no hace ningún esfuerzo para intentarlo. No se debe imponer nada a nadie, pero las ganas de crecer y aprender deben ser características de tus empleados.

Con base en todos los ejemplos mencionados anteriormente, queda claro que los trabajadores tóxicos son una plaga para la empresa. Hay personas con algunas de las características anteriores, o una combinación de ellas; por esto, es importante que te tomes el tiempo necesario para diseñar tu plan de reclutamiento y evaluar los perfiles de cada uno de los candidatos. No escatimes en los filtros, con el tiempo verás que valió la pena.

Categoría: Blog, Gestión del Capital Humano, Administración del Capital Humano

¡Suscríbete a nuestro Blog!

New Call-to-action