salud mental

Hace poco más de un año escuchamos por primera vez el término “Coronavirus”. En ese entones, sonaba como algo lejano, ajeno a nuestra realidad y que seguramente, no tendría un impacto real en nuestras vidas. Tan sólo unos meses después, en marzo de 2020 para ser exactos, la situación comenzó a salirse de control y se nos pidió que iniciáramos una cuarentena. Todos creímos que sería algo temporal, un par de semanas quizá o un par de meses en el peor de los casos. Hoy, tras 9 meses de cuarentena y con más de 100,000 fallecimientos oficiales en México a causa del COVID-19, seguimos aprendiendo de esta inusual situación que ha afectado y permeado en todos los ámbitos de nuestra vida. La economía global se ha visto fuertemente afectada y ni qué decir de la mexicana. Las empresas nacionales que han desaparecido por esta situación se pueden contar por miles y los empleos perdidos por millones.

Ante este escenario, y considerando que no se ve un final próximo, las empresas deben de poner especial atención en procurar el bienestar de sus equipos de trabajo. Los líderes tenemos la obligación de propiciar un entorno laboral que brinde seguridad física y psicológicamente para sus colaboradores. Pero, ¿esto cómo se logra, especialmente en un contexto tan atípico como el que estamos viviendo actualmente? Intentaremos desglosar esta respuesta de la mejor manera posible.

 

El cuidado de la salud física del equipo de trabajo

Hablemos primero de la salud física de nuestros colaboradores. Si algo hemos aprendido de esta pandemia, es que basta una pequeña distracción para contraer el virus. Un descuido, un pestañeo, una ligera relajación en las normas sanitarias es todo lo que se necesita para arrojar un positivo. Es por eso que la organización debe poner especial atención en procurar la salud de sus empleados como prioridad máxima.

Si las operaciones de la organización permiten que todo el trabajo se haga desde casa, entonces se debe de implementar la modalidad de trabajo a distancia y mantenerlo por tanto tiempo como sea posible. Está de más decir que, si el trabajo presencial es mandatorio, la organización deberá brindar todos los recursos necesarios para el cuidado de la salud, tales como espacios óptimos y ventilados donde se respete la sana distancia, gel antibacterial, cubrebocas, y en general, procurar el cumplimiento de todas las recomendaciones que las instituciones de salud nos hagan día a día.

De igual modo, es importante volver a definir las prioridades de la organización. Es necesario evitar exponer a los colaboradores a situaciones de riesgo por cumplir funciones que no resulten trascendentales. Finalmente, no está de más reforzar la estrategia de comunicación interna. Hacerle saber al equipo las medidas de prevención que deben de ser adoptadas, así como las instituciones de apoyo existentes en caso de un contagio.

 

El cuidado de la salud mental del equipo de trabajo

Vivir poco menos de un año de cuarentena, con la incertidumbre y los miedos que esto genera, hace que los niveles de estrés en todos nosotros estén muy por encima de la normalidad. Ante esta realidad, la organización puede y debe tomar distintas medidas orientadas a procurar la salud mental de sus colaboradores.

Mejorar la experiencia del empleado:

Son muchísimos los elementos en los que la organización puede influir para que la experiencia del empleado sea mejor durante esta etapa. Una forma muy tangible y rápida para crear un cambio positivo en el colaborador, es asegurarnos que cuente con los recursos necesarios para trabajar a distancia. Un espacio adecuado para trabajar, una silla cómoda, una buena conexión a internet, un equipo de cómputo. Todos estos son elementos que generan una diferencia abismal en el nivel de satisfacción del colaborador.

 

Derecho a la desconexión:

Una de las ideas más anacrónicas y equivocadas en la gestión del personal es pensar que el colaborador más comprometido con la organización es el que dedica más horas del día a trabajar. Y en esta época de trabajo a distancia y juntas virtuales, este concepto se ha fortalecido más que nunca. A ninguna empresa le sirve que sus empleados estén sólo “calentando la silla” por cumplir con un horario. En esta nueva realidad laboral, los colaboradores necesitan de tiempo para sí mismos, para disfrutar a su familia o simplemente para relajarse y atender temas personales. Evitemos exigir que nuestros colaboradores pasen horas permanentemente conectados. Por el contrario, es una mejor medida evaluar su desempeño con base en logros y objetivos cumplidos. Para este fin, en People Cloud contamos con una serie de herramientas en la nube orientadas a evaluar el desempeño de nuestros colaboradores, así como evaluaciones 360 y modelos de capacitación para nuestro personal.

 

Comunicación efectiva:

Hoy más que nunca, la comunicación debe de ser asertiva y directa, tanto de los líderes hacia los colaboradores como de estos últimos para con la organización. Las nuevas prioridades de la organización deben de ser comunicadas con total claridad. Los objetivos y las expectativas que se tienen para cada miembro del equipo igual deben de estar perfectamente definidas. Los colaboradores se deben de sentir empoderados a externar sus inquietudes, miedos o cuestionamientos en un ambiente de total libertad. Esto permitirá que sus niveles de estrés disminuyan, ya que contaran con los canales y los medios de comunicación indicados.

 

Genera un ambiente de aprendizaje:

La capacitación constante de nuestros colaboradores es quizá, la mejor inversión que podemos realizar. Un empleado mejor capacitado, además de contar con más y mejores herramientas para desempeñar sus funciones, sentirá un mayor compromiso con la organización. Se sentirá seguro y motivado. Una frase que se le atribuye a Henry Ford explica este punto a la perfección: Sólo hay algo peor que formar a tus empleados y que se vayan: No formarlos y que se queden.

 

Conclusión

Debemos tener muy en claro que procurar la salud física y mental de nuestros equipos es una obligación y una necesidad para todas las organizaciones. Si bien, ante el contexto actual de la pandemia, esta necesidad de ha agudizado, las medidas que generemos al respecto deben de ser permanentes y deberán trascender a la situación actual. El bienestar de nuestros equipos de trabajo es una prioridad. Un colaborador que se siente cuidado, atendido y motivado será el mejor activo que tu empresa podrá tener.

Y para los que son líderes de una organización, Adrián Quintanilla, Vicepresidente de Recursos Humanos de AT&T tiene una serie de consejos muy relevantes: Debemos de hacerle saber a nuestros equipos de trabajo que si el entorno en el que están (durante el trabajo a distancia) no es perfecto, está bien. No tienen que disculparse si hay ruido, distracciones o interrupciones. ¿Qué mejor manera de tener conciencia de nuestra humanidad compartida que ver que tenemos (líderes y colaboradores) las mismas responsabilidades laborales y del hogar? Mientras tengamos resultados positivos y nuestros colaboradores mantengan la motivación, para mí, esa es una situación óptima.

Te invitamos a visitar la plataforma de People Cloud. Aquí encontrarás un sinfín de herramientas alojadas en la nube que harán que tu gestión del personal sea mucho más eficiente. 

Artículos más recientes

Contáctanos

Te ofrecemos el mejor Sistema de RH para gestionar todo tu capital humano.

Contáctanos